domingo, 31 de julio de 2011

Fundamentos básicos del paradigma crítico

La dialéctica y la filosofía de la praxis son los pilares teóricos del paradigma denominado análisis crítico dentro del cual se pueda circunscribir métodos como la investigación participativa transformadora y la participativa liberadora que tienen el propósito no solo de interpretar los fenómenos sociales sino también de cambiar y mejorar la realidad social. Para comprender la investigación dentro de este paradigma es necesario recurrir a O´Quist que establece el desarrollo del análisis crítico a través de las siguientes cuatro fases:
1.- Se describe detalladamente el objeto de estudio
2.- Mediante la abstracción se separan las partes del proceso general (totalidad) para considerar las relaciones y contradicciones entre dichas partes.
3.- Se construyen explicaciones de los aspectos particulares de lo estudiado desvinculando progresivamente las parte del todo.
4.- Se describe nuevamente la totalidad bajo las explicaciones y categorías surgidas a lo largo del proceso de investigación.
En términos generales se puede asumir que el paradigma crítico implica la abstracción análisis, descripción, explicación y síntesis durante el proceso de investigación.
La dialéctica marxista, pilar teórico del análisis crítico, se puede definir como la rama de la filosofía que tiene el propósito de explicar el movimiento ocasionado por la unión de contrarios determinante del desarrollo de un fenómeno: Dicho movimiento es estudiado mediante las siguientes cuatro leyes:
1. El cambio dialectico: Nada queda donde está, nada permanece como es. Esto implica que los fenómenos deben analizarse en movimiento y cambio continuo.
2. Ley de la acción reciproca: El dialectico considera la interrelación de los procesos innovadores involucrados en el todo, vinculando lo particular con el conjunto.
3. La contradicción: La confrontación entre las partes del todo contrapuestas y unidas generan una continuidad de cambios.
4. Transformación de la cantidad en calidad o ley del progreso por saltos: Las transformaciones ocurren poco a poco en una acumulación de grados o niveles de cambio que llegado un momento dado generan un cambio general en las cualidades del todo.
Por su parte la praxis plantea que toda teoría es teoría de una práctica y toda práctica es práctica de una teoría. Lo anterior implica que los colectivos en su dinámica determinada por la práctica económica construyen la teoría desde su convivencia, creando incluso nuevas categorías. De esta forma el sujeto no es separado del objeto y el conocimiento no se construye por una interpretación del investigador sino que es la opinión de los colectivos con respecto a la experiencia de su propia realidad. Solo desde la filosofía de la praxis se podrá construir un modelo de educación rural contextualizado que parta de la opinión de las comunidades campesinas y no de la interpretación de un investigador sobre las necesidades educativas de dichas comunidades.